20 oct. 2019

Patricia Escudero y Luis Delgado. Satie siempre futuro.

El Cometa de Madrid 1987

Los privilegiados que hemos vivido disco a disco los 10 años de existencia del sello discográfico El Cometa de Madrid creado y dirigido por Luis Delgado, siempre supimos que esas 23 referencias publicadas entre 1986 y 1996 son unos trabajos excepcionales siempre contemporáneos, futuros...  Protagonizados por creadores muy completos en diferentes disciplinas artísticas.
El Cometa de Madrid tuvo su distribución a través  de Grabaciones Accidentales otra discográfica indispensable hasta su absorción por el sello Dro en el año 1984.

El Cometa de Madrid 1987

En el año 1987 se edita Satie Sonneries. Timbres y tratamientos sonoros, su intérprete, la joven pianista gallega Patricia Escudero, también investigadora interesada por los resultados musicales que la tecnología digital brinda a los instrumentos de tecla.
El encuentro con Luis Delgado es fundamental para llevar a cabo el trabajo que terminó siendo este Satie Sonneries. 


Patricia Escudero
Satie Sonneries. Timbres y tratamientos.
El Cometa de Madrid/Grabaciones ACCIDENTALES 1987

El sello discográfico Equilibrio del productor Damián Schwartz reedita este trabajo y a 32  años vista de su publicación en El Cometa de Madrid, Patricia Escudero y Luis Delgado se reúnen para revisarlo.
La cita de hoy en Madrid tiene lugar en el afable Espacio Ronda.


Patricia Escudero y Luis Delgado
19:30 horas

Espacio Ronda
 Ronda de Segovia 50
 28005 Madrid
913661041 / 639819503

En el programa de mano se informa:

Más de tres décadas después de haber editado un vinilo con el título de Satie Sonneries, dedicado a la obra de Erik Satie, y con motivo de su reedición actual por el sello Equilibrio, sus intérpretes revisan el repertorio, utilizando las tecnologías de hoy para ofrecer una visión nueva de aquella producción, editada por el Cometa de Madrid en 1987. En directo, y junto al sonido del piano clásico, oiremos los sintetizadores utilizados para la producción original de los años 80, junto a los timbres digitales que nos brinda la tecnología actual y que probablemente habrían fascinado al propio autor. Música y imagen para desconectar de la cotidianidad y trasladarse al universo de alegre quietud que transmite la obra de Satie.

Patricia Escudero y Luis Delgado

Es un momento único, Patricia Escudero desde su ministerio pianístico en el Conservatorio de Vitoria no prodiga mucho sus actuaciones musicales.
Luis Delgado es el hombre-carretera podemos encontrarle en cualquier recodo de las escenas y siempre, siempre debemos procurar asistir a las propuestas.

Patricia Escudero y Luis Delgado

RauLuz, Vallecas. Madrid 2019

28 sept. 2019

Chufla, Busquen y vean


Ya lo sabemos. Poco tiempo. Estamos en Madrid a muy poco tiempo de que se ponga en escena, el tercer y último día de programación en el Circo Price de,  Chufla, el último proyecto de la empresa Bataclán ideas y espectáculos SL ...

Chufla. Estreno 2019

Grita Pablo por el patio de vecinas: Igor asoma que tengo que contarte.
Igor se asoma ajustándose las gafas ¿Qué sucede hombre?
Pablo se aparta el flequillo de la frente y le comenta: 7 tipos comandados por un tal Alfredo y con un grupo tremendo de creadores detrás han puesto en escena un espectáculo de cante, baile, música y circo heredero directo de nuestra Pulcinella. El espectáculo global, el acabose.
Igor se queda pensativo. Una sonrisilla pícara le asoma a la  cara y piensa:  Menos mal que de vez en cuando una chispa de ingenio ilumina los escenarios...

Chufla. Estreno 2019
...

Y nos dice el programa de mano:

La Chufla era un baile y cante desenfadados y burlescos de principios del siglo XX. 
El clown y el flamenco, dos manifestaciones artísticas tragicómicas y aparentemente dispares, se unen en una misma pista. Si los griegos hacían los sátiros al final de las tragedias, para que la gente se fuera con otro sabor de boca, podríamos decir lo mismo de los flamencos con las chuflas, o posteriormente con las bulerías.
No es tan difícil imaginarse al gran payaso Charlie Rivel montando un cuadro flamenco, a Tomasito haciendo de mimo-breaker por chuflas, a Marcel Marceau bailando por bulerías "Payaso" de Bambino, o a Fernando Soto elegantemente ataviado de clown, haciendo las delicias del respetable, o a Oriolo esquivando las bofetadas por
alegrías de Tallafé. 
En los años 40 y 50 era habitual ver a folclóricas como Lola Flores compartiendo cartel con payasos como Ramper. El payaso siempre ha tenido el deber de satirizar y ridiculizarnos a nosotros mismos y la identidad cultural y social que le rodea, poniéndola patas arriba. De ahí que muchos números clásicos de payasos como los Fratellini, Charlie Rivel, Pepe Viyuela, o lo mismísimos Hermanos Calatrava ridiculizasen desde la risa las artes flamencas.
Chufla es una simbiosis que mezcla el quejío con la carcajada, la bulería con la alegría, el tacón con el tropezón, y el compás con el bofetón.
¡¡¡ PASEN Y VEAN ¡¡¡
Sin olvidar esa gloria de música en directo ofrecida por:
Eduardo Cortés: Guitarra y voz
Francisco Suárez Aspirina: Trompeta, Saxo y Percusión
Tomás García: Flauta, saxo y bajo.

Tomás García. Francisco Suárez Aspirina. Eduardo Cortés.
Chufla. Circo Price 27.09.2019
Foto RauLuz

... Es posible que en el Foro Matritense hoy ya quede escaso tiempo si bien aún podrían llegar.
No se los pierdan cuando pasen por sus ciudades. Les arrebatarán y elevarán los espíritus. Pura luz. Una puñetera obra de arte.
RauLuz. Vallecas. Madrid 2019

15 sept. 2019

Facetas de Bob Dylan por Toni Pedrol

... Lo de la cena de Jesucristo Mancisidor había sido, sin más, descacharrante, sólo alguien perfectamente insano podía no haberse reído cuando Gabriel Molinero habló de  aquella  gran cagada, entre otras muchas, de Bob Dylan, autor de bonitas canciones maravillosamente mal cantadas. De haber sido ya diagnosticado entonces, Gerardo Ruiloba hubiera reído igual...
Puente largo en Praga.
JL Moreno Ruiz
Huerga y Fierro Editores 2017
----------------------------------------

Bob Dylan 2015
(Sin autoría)

   Quiero escribir sobre Bob Dylan, pero he de reconocer que la magnitud del artista me impone un respeto especial. Personaje inmenso, esquivo, confuso y contradictorio, a la vez que caleidoscópico en 360 grados. ¿Detrás de qué cristal hay que situarse para observarlo? ¿Cuál es el ángulo para encarar la observación de tanto talento? La conversión a la fe religiosa, sus días encerrado en The Big Pink junto a sus secuaces de The Band, las lágrimas descarnadas de Blood On The Tracks, su aportación clave con la trilogía mercurial para que el rock americano iniciase la marcha bípeda, la invención de la NET, never ending tour, que parece la excusa perfecta para justificar su gran expresión No direction home o quizás lo que quiere de verdad es morir en un escenario, el melómano empedernido que busca y rebusca en lo más polvoriento del cancionero tradicional americano, el laureado premio Nobel entre otros destacados galardones... 

Xpress Newspapers
Getty 1965

 Pero, tal vez sus días en el Greenwich Village de Nueva York a principios de los 60 sea lo que más me atrae de Dylan. Aquellos años en los que la contracultura y la bohemia se identificaba con sus textos hasta el punto de encumbrarlo como líder de la contestación juvenil al sistema. Hacía poco que había llegado desde su Minneapolis natal y parecía que aquel ambiente le sentaba como anillo al dedo. Tenía publicado su primer disco en una línea claramente folk con influencias directas de los beats, Woody Guthrie, Leadbelly y los bluesmen del sur, donde prácticamente todos los temas eran interpretaciones de clásicos del estilo. Bob se ganó una importante reputación actuando en los bares del Greenwich Village, ante un público joven y culto que lo reconocía como un alumno bien aventajado de aquella oleada de neo-folk. 

The Freeweelin´ Bob Dylan
Mercury 1963

 Pero el joven Bob empezó a escribir de manera compulsiva y dejó en su segundo disco Freeweelin’, algunos clásicos grabados para la historia, temas propios que marcaban los patrones de su identidad. Realmente hizo que aquellos que lo señalaban como un líder generacional se reafirmasen en su convicción, pues canciones como Blowin' In The Wind, A Hard Rain Is Gonna Fall o Masters of War muestran el pensamiento que muchos de esos miles de jóvenes tenían en la cabeza, Dylan les enviaba un mensaje conducido a través de una innegable calidad literaria y una básica estructura musical de voz, guitarra y armónica. Pero aquel chaval de poco más de veinte años con estilo vocal áspero, no solo se dedicó en Freewheelin’ a escribir sobre los derechos civiles y los bajos instintos de los poderosos. Parece como si el joven Bob, ya en aquel momento pretendiera ser el que siempre ha sido, un tipo que expresa a través de sus canciones aquello que le preocupa, ya sea de interés colectivo, para un estrato generacional o directamente arrancado desde su más estricta intimidad, un tipo que va a lo suyo, sin más pretensión que la de escribir sobre lo que necesita expresar. Tal vez aquellos que lo elevaron poco más que a guía espiritual y que luego lo trataron de traidor y vendido, no quisieron ver que Freewheelin’ no sólo era un cancionero de himnos contestatarios y aquí llegamos a lo que en mi opinión tiene gran interés; creo que Dylan ya estaba dando pistas de lo que acabaría haciendo toda su vida: escribir sobre lo que le place. En ese disco, ya histórico, hay una delicia llamada: Don't Think Twice It's All Right, convertida por derecho propio en un clásico. Una bella historia de desamor, de pérdida de lo que fue o de reflejo de lo que supone el paso del tiempo. El texto cuenta en primera persona un mensaje dirigido a la pareja del narrador; ya en ese momento aparecen frases como: Eres la razón por la cual sigo mi viaje, o De nada sirve que enciendas tu luz, estoy en el lado oscuro del camino. ¿El vagabundo eterno, No Direction Home, la NET? Quién sabe tratándose de Bob Dylan. El caso es que Don't Think Twice es en lo musical una muy buena composición, armónicamente inusual para un chico tan joven y con una melodía construida en buena parte con la fórmula pregunta-respuesta. Como todo clásico que se precie, ha sido mil veces versionada, pero me gustaría destacar en este Foro Lunar las siguientes visiones del tema.


Creo que se hace imprescindible empezar con la versión original, la que se grabó en 1962 para el disco The Freewheelin’ Bob Dylan, nombre completo del álbum, y que salió a la venta en 1963. El cantautor solo, con su guitarra y pequeñas pinceladas de armónica. Queda claro que su contribución como armonicista no seria para nada destacable, parece más una aportación para añadir un poco de color musical que otra cosa. Cantada con convicción y honestidad, la voz de Dylan, aunque joven, resulta más que reconocible en su estilo rugoso y con esa vocalización en la que parece que algunas palabras, más que cantarlas, las empuja desde dentro. Muy destacable el trabajo de guitarra en técnica de fingerpicking, bien trabajado y efectivo; merece la pena volver a recordar que en el momento de la grabación, Bob Dylan no era más que un muchacho de 21 años. No es difícil encontrar vídeos en directo de la interpretación del tema en su época, tal y como lo grabó en el estudio: Guitarra, armónica y voz, pero creo interesante escuchar lo que el público del momento percibió desde el vinilo donde aparecía Don’t Think Twice. 


  Camille O'Sullivan. Artista polifacética también se atreve con el clásico de Dylan. El arpegio de guitarra inicial, tocado de manera limpia y académica, sobre el que la voz de Camile se desliza casi en susurros, poco a poco acabará convirtiéndose en la base de lo que vendrá después, la intensidad de una banda que suena a algo así como el dixieland callejero, engrasada y vigorosa, que aporta a la cantante el groove necesario para mostrarnos su faceta más intensa, cantando los versos que escribió el viejo Bob con más despecho que resignación, como aquella mujer que se larga diciendo a gritos: que me da igual, ahí te quedas. El registro de voz interpretado con la cadencia y la mala leche necesarias para recordarnos al formato cabaret. 


James Taylor. Sutileza y elegancia, marca de la casa. La introducción es ya en sí misma una declaración de principios. James Taylor reconoce a Dylan como una de sus mayores influencias. Cantada con delicadeza, en este caso parece que el intérprete narra que se marcha a su pesar, porque no le queda más remedio que hacerlo. Con una ejecución instrumental para paladares selectos. Taylor siempre ha sido un magnífico guitarrista acústico, que va bastante más allá de los patrones habituales del cantautor folk de manual. Secundado de manera exquisita por armónica, piano, contrabajo y mandolina tocada con slide. Deliciosa.


  Eric Clapton ha dejado muestras evidentes de muy buenas interpretaciones de Don’t Think Twice, por ejemplo, en el triple disco del 30 aniversario de la carrera de Dylan, donde grandes figuras del rock contribuyen ejecutando sus temas. Allí mismo encontramos a Clapton llevándose el clásico a su terreno, esa zona que va del blues al rock académico, que domina y donde se siente cómodo. Secundado por una banda de lujo, las modulaciones vocales empujan la canción hacia un territorio más negro.  Los pequeños cambios en la armonía y el ritmo ternario, aparte de los solos de la stratocaster claptoniana,  le dan un carácter personal y elegante a la pieza. Pero propongo otra posibilidad. En el festival Crossroads 1999, Clapton, desde el escenario, se acerca al micro y presenta al invitado que le ayudará esa noche con Don’t Think Twice. El tipo en cuestión resulta ser el mismo Dylan, que aparece en escena con un semblante de pocos amigos. Saluda con un gesto y arranca el tema. La cosa va por un terreno cercano al country-rock que los músicos parecen estar disfrutando. Bob canta y Eric se atrasa un poco, ambos, guitarra en ristre. Pero lo mejor llega a la hora del solo; Clapton sabe que es su momento y se esmera en ello, pero a los pocos compases se da cuenta que a Dylan se la ha ocurrido que él también va a hacer su solo, justo en ese preciso momento y además de una manera bastante tosca, con lo cual el brillante solo claptoniano queda tapado por, digamos… unas notas dylanianas. Al terminar Bob mira a su compañero y le hace un gesto en el que parece decir: ¿Lo has visto? Pues eso


 Y para terminar este artículo lunar, me he guardado a conciencia esta revisión del tema que nos deja Susan Tedeschi. Reconozco mi debilidad por esta magnífica cantante y guitarrista que se ha hecho suyo, como nadie, el clásico de Dylan. De todas las que le he escuchado, ésta, en formato acústico me parece la más brillante. Pertenece a una sesión con una versión resumida de la Tedeschi Trucks Band, pero en este tema Derek Trucks no participa. Tedeschi toca la guitarra acústica y canta Don’t Think Twice como un ángel, atacando las frases con esas inflexiones vocales de soul blanco y con la convicción de quien conoce bien el terreno que pisa y disfruta cantándolo. La contribución de contrabajo, percusión minimalista, solo de saxo y coros, conforman una exquisita cremosidad musical. Irresistible. 


Barcelona 2019

17 jul. 2019

León, más que theremín.


Y ustedes nos preguntan ¿Qué hacen juntos un conjunto músico vocal de sonido electrónico lúdico-recreativo y un cuarteto de cuerda llegado de los palacios académicos?
Es fácil, un trabajo muy destacable, por no adelantar ya que ustedes no deben perdérselo. En formato disco esos seres chispeantes y muy inteligentes rastreadores de joyas del colectivo discográfico Kasba music no han pestañeado a la hora de correr a la publicación del trabajo, que andando el tiempo, no mucho suponemos, será considerado un disco de cabecera entre lo suyo: Espacio creativo abierto. 
Sus protagonistas El Quartet Brossa y The Pinker Tones.


Hablan estas personas de León, nuestro León no es rey, es un señor judío ruso, Lev Serguéyevich Termén, 1896/1993, o León Theremin para abreviar, que por inventar un sistema de seguridad para que no nos coláramos donde otros no quieren que pasemos, acabó por entregar al mundo el theremin, considerado el primer instrumento electrónico de la historia.


Podemos escuchar perfectamente la vida de León Theremin, sus esfuerzos y trabajos, sus dudas, sus aciertos, sus tristezas...
Nos asaltan ráfagas de David Byrne, Freddie Mercury, muy chulo, nos espera en un recodo del sonido, silbidos de theremín recorren el aire, unos claveteados claqués cierran el paso. Melancólicos, escuchamos los sonidos Atlánticos y por un momento es invitado a la fiesta Leith Stevens.  En cada escucha una percepción nueva nos arrebata.
Habitantes y transeúntes hoy en Barcelona, tienen una cita ¡Que decimos, cita! Una obligación tienen: El espectáculo León llega al Casino de L’Aliança:

17 de julio de 2019
22:30 Horas
Casino l'Aliança del Poblenou. 
Rambla del Poblenou, 42, 
08005 Barcelona. 


Y mientras, que con la mayor de las paciencias, les esperamos en los teatros de nuestras ciudades, no se olviden del disco: León. Quartet Brossa/The Pinker Tones. Kasbamusic.
De nada.
RauLuz. Vallecas. Madrid 2019

10 abr. 2019

Luis Delgado. Concierto didáctico en Madrid.

Vuelve el Maestro Luis Delgado a Madrid.
Lo hace en el Colegio Mayor Universitario Isabel de España. a las 20 horas de mañana jueves 11.04.2019 nos ofrece un concierto didáctico acompañado por un buen número de los instrumentos de su Museo de Urueña de Valladolid. Una cita importante en el calendario cultural de la ciudad.



Ramón Menéndez Pidal Nº 5 
28040 Madrid 
Tlf 915 336 104
Metro próximo parada Vicente Alexandre

Luis Delgado y Jesús Greus
Concierto en Espacio Ronda de Madrid.
Foto RauLuz  14.01.2017



RauLuz, Vallecas. Madrid 2019

8 abr. 2019

Alberto Cortez. Espacio vacío.


Luis Delgado  creador brillante y persona extraordinaria hacía esta breve reflexión sobre Alberto Cortez, fallecido  el pasado 4 de abril de 2019 en el hospital Universitario de Móstoles en Madrid a los 79 años.
José Alberto García Gallo nacído en Rancul, La Pampa Argentina el  11 de marzo de 1940

rememora Luis:
En un rincón del alma, Cuando un amigo se va, Te llegará una rosa, Castillos en el aire, Eran tres, Me llevaré conmigo, A partir de mañana, Las moscas, El abuelo, Las nanas de la cebolla, Como el primer día, Los demás, Hay un Madrid... Interminable la lista de regalos que nos ha dejado el gran Alberto Cortez. Gracias al autor grande entre los grandes.
Luis Delgado Delgado. Face Book 05.04.2019
-------------------

Por esas cosas del destino nuestra Niña Madre-Suegra, Doña Inés, se encuentra con nosotros y sabedores de que Alberto Cortez es uno de sus artistas favoritos hemos buscado para ella una recopilación de canciones que pudiera escuchar. Encontramos una grabación generosa de más de 60 minutos de duración que contiene un buen recopilado de las canciones interpretadas por Alberto Cortez,  muchas de ellas compuestas por él.
Se han escuchado varias veces y he reparado en dos canciones particularmente intensas
Sobrecogedora Amor desolado de la que Alberto Cortez compuso la música y José Fernando Dicenta Sánchez la letra, este último perteneciente a la saga actoral española de los Dicenta. 
El tango es  un homenaje a Waldo de los Ríos compositor, director de orquesta, productor  y del que sería imposible glosar más ahora mismo. Oswaldo Nicolás Ferraro se suicidó en la madrugada del 28 de marzo de 1977. Tenía 42 años.
Fue un impacto para sus dos amigos íntimos que quisieron plasmar en este tango el drama  de Waldo de los Ríos.
La estrenó el tanguero Jorge Falcón.



-----------------------------

Escultura de Fernando en Resistencia, El  Chaco, Argentina en la intersección de Mitre y Avenida 25 de Mayo en  la vereda de la Casa de Gobierno de la Provincia.

La otra canción es Callejero. Un canto de amor que trata la historia real de Fernando, un perro blanco que apareció de repente, en la Nochebuena de 1951, en un bar de Resistencia, capital de la provincia argentina del Chaco y que fue adoptado inmediatamente por la ciudad entera. 
Un 28 de mayo de 1963 un coche le atropelló. A su entierro acudió toda la población.

en el año 2013 La Voz del Chaco recogía los homenajes a Fernando con motivo del 50 aniversario de su muerte comentando: Acompañados por música en vivo y platos caseros, cinco artistas con los trazos de su estilo homenajearán al canino.

En el Rincón del Arte del Fogón de los Arrieros, en El Chaco.
Allí se encuentra la tumba de Fernando

Alberto Cortez también homenajeó al can en esta canción del año 1989, retomada por el grupo   Attaque 77 en el año 1998 con una relectura magistral en Son-Regaee de enorme belleza.

Grabado en el Auditorio Nacional de Ciudad de México en el año 2010 
Acompañado de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Xalapa, Veracruz. 
Dirigida por el maestro Antonio Tornero.


 Dos grupos más de los 90 loaron a Fernando:


Alberto Cortez forma parte del pequeño grupo de grandes creadores de la música popular del mundo. Su legado perdurará.
RauLuz, Vallecas. Madrid 2019

4 abr. 2019

Los amigos no se compran


Declaraciones del presidente del partido popular y candidato a la presidencia de este país en las elecciones del próximo 28 de abril en un programa de televisión en horario prime time de esos. En el susodicho programa se suelen exhibir animales sin importar mucho si se someten a estress o a tensiones innecesarias; se usan como un elemento más del atrezzo del plató...

...Y dijo  Pablo Casado:
Ya les he dicho a mis hijos que si ganamos ese concurso LES COMPRO un perro. 

Gracias Sr. Casado no esperábamos menos de un prepotente  de derechas que considera cosas al resto de seres vivos incluidos los humanos.


Los amigos no se compran, se encuentran, se protegen, se defienden y se comparte la vida con ellos hasta el final.
Tomen nota votantes.


Beltxa y Txiko
Foto RauLuz 20.02.2019

RauLuz, Vallecas. Madrid 2019