18 may. 2007

Dime que no es verdad

Nuestro perro jamás ha sido maltratado. Se le protege, cuida y preserva de males y peligros. Cinco minutos en una habitación diferente a la que estamos es un castigo más que suficiente que comprende a la perfección...


...Criaturas maltratadas. Criaturas soldados, criaturas prostituidas, asesinadas en las guerras, trabajando sin infancia...


Detenido en Madrid, el pasado miércoles 16 de mayo, un hombre acusado de asesinar a su hija de quince meses.


Nana de Patricia. A la niña Patricia Rzaca.- Texto de Guillermo McGill incluido en su disco Oración.

Estas composiciones fueron grabadas el 14 de marzo de 2004, poco después del terrible atentado que dejó Madrid en silencio. Madrid, la ciudad ruidosa, alegre, luminosa, dejó de respirar por unos días. La gente deambulaba por las calles pero sin rumbo ni mirada definida, como preguntándose unos a otros: ¿por qué?. Espero que éste trabajo arroje un poco de luz sobre este por qué y dejemos de ignorar y de olvidar aquellos procesos económicos, políticos y bélicos que para bien de algunos y para muy mal de muchos otros, nos afectan. Hemos de acabar con nuestra ceguera ante injusticias cometidas durante décadas sobre pueblos enteros, causada en primer lugar por la conveniente dosificación del mercado de la información. No permitamos que nos engañen, que, por poco que nos fijemos, razones tienen para ello. Intentemos construir nuestro criterio a partir del respeto a la Vida y no al dinero, al miedo a no tener tanto como nuestro vecino, al amor que es comprensión y no al rechazo que es ignorancia.

Aquí en este rostro, en esos enormes ojos, en ese pequeño corazón es donde acaban la codicia, el fanatismo, la hipocresía, la incomprensión, la ignorancia y la falta de compasión de todos nosotros, seres humanos. En el silencio y el terror que ocuparon sus recién estrenados sentidos nos debemos situar todos de una vez por todas. Esa muerte, la de alguien absolutamente ajeno a toda violencia, es el rostro visible de una cadena de la que todos formamos parte, y a donde inexorablemente este camino nos lleva. Es imprescindible que algún día ningún niño, ninguna niña, nuestras criaturas sean herederas de nuestra cultura de fuego y traición. Es la imagen del absurdo más grande y espantoso que nuestra especie pudiera producir. Más allá de Patricia no hay más. Más allá muere todo amor.

Guillermo McGill

Guillermo McGill dedicó la última composición de su disco Oración a la víctima de menor edad del atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid y apoya la composición de la nana con este texto. El batería y compositor plasma con enorme pureza el estupor y la incredulidad de la vida segada casi sin comenzar. Una vez más ese estupor e incredulidad se instala en nosotros.

Cuando escuchamos frases populares como Vida de perro, murió como un perro... Siempre pensamos que depende qué perros. Pero ¿Y la humanidad?

RauLuz, Vallecas, mayo 2007

No hay comentarios: