16 ago. 2007

¡Ay Guirigay!. Hay.

A la afortunada agrupación de noblezas de RNE que se van a sus palacios de invierno con una buena dote en implementos dinerarios extras y mensualidades del 95% de su sueldo, poco les tira ya la profesión. Tras un dilatado periodo laboral ante los micros, los más han pensado que para que van a esperar a su jubilación si ahora, adelantada, les sale como si les hubiera tocado la lotería. En esas condiciones a ver quien es capaz de resistir la tentación. Benditos los sindicatos de los organismos públicos, les dicen que recortando y ellos obedientes, recortan.

El ahorro en sueldos de las personas fijas, sobre todo de las que tienen muchos trienios y de las contratadas con acuerdos altos, se suple por contratos mucho menos espectaculares y condiciones generales mucho más modestas. La época dorada de los medios de comunicación se circunscribe en este momento a la tele. La radio es el lugar en el que se quedan los apasionados del medio. A pesar de todo: Único, genial, inmediato e ilimitado.


En Radio 3, concretamente, una generación dice adiós casi al completo. Como leo en esos foros internaúticos mucho lloriqueo por éste o aquel programa conviene saber que no les retiran, se retiran ellos, que no es ni por asomo parecido a los tiempos en que cada 6 meses, los realizadores no fijos del Ente ponían sus barbas a remojar por si había que ataviarse el sudario y despedirse de su querida audiencia.

Pero, dejemos que cada cual tome las decisiones que crea oportunas y demos la bienvenida a uno de los programas que ya ocupa un lugar en la parrilla de Radio 3.

El Guirigay. Los sábados y los domingos de 20 a 21 horas, Rictus, Luz Divina y Paquito Clavel van dando forma a un espacio musical y cultural que, como no puede ser de otra forma, se va rodando y semana a semana va engranando mejor. La solvencia de Rictus probada. La dedicación legendaria de ese hombre espectáculo que es Paquito Clavel no admite discusión. Y la recién llegada Luz Divina conoce bien los medios de comunicación. El Guirigay se desarrolla. Y mejor que se pondrá, seguro. Gustar a toda la audiencia... Imposible. Rodarse y hacer un buen espacio radiofónico... Seguro.
Guarden pues sus pañuelos y sonrían, la radio sigue funcionando.
RauLuz. Vallecas 2007



No hay comentarios: