27 nov. 2007

La Red del Ferrocarril. 37 ciudadanos Bangladeshíes abandonados en un monte en Ceuta.


37 BANGLADESHÍES SE ENCERRARÁN SIMBÓLICAMENTE EN LA PARROQUIA DE ENTREVÍAS EL PRÓXIMO MARTES DÍA 27 A LAS 12H

· 27 de noviembre, 12h. Rueda de prensa en la parroquia San Carlos Borromeo y encierro público en protesta por la vulneración de los derechos humanos que sufren 37 compatriotas escondidos en el monte ceutí desde el mes de agosto.
·Miembros de la red del Ferrocarril Clandestino tuvieron una reunión con el ministerio de interior el pasado 23 de octubre en la que se comprometió a dar una respuesta que a día de hoy no se ha producido.
·La parroquia de San Carlos Borromeo expresa su solidaridad con estos ciudadanos cediendo su espacio para este encierro simbólico

Madrid, 23 de Noviembre de 2007: Desde el pasado mes de agosto, vecinos y vecinas de Lavapiés y otros barrios de Madrid, colectivos sociales, abogados y organizaciones de derechos humanos, representantes de comunidades religiosas y cristianas de base, miembros de la parroquia de San Carlos Borromeo "Entrevías", comprometidos con los derechos de los inmigrantes, todos ellos agrupados entorno a la Red de Apoyo El Ferrocarril Clandestino han manifestando reiteradamente la injusta situación que sufren 37 ciudadanos bangladeshíes quienes, tras permanecer dos años en el CETI de Ceuta (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes), y ante su inminente deportación, han decidido esconderse en un campamento clandestino en el monte.
La situación de estas personas es dramática, al frío, a la intemperie, a las crisis nerviosas y de ansiedad, a las enfermedades, hay que sumarles la impotencia y la desolación ante el ciclón que ha arrasado buena parte de su país.
Esta es una de las formas más dramáticas que adopta el injusto régimen de fronteras en nuestro mundo hoy, que endurece cada vez más la separación Norte- Sur /Este- Oeste, y que se expresa a través de la vulneración cotidiana y sangrante de los derechos humanos básicos. La migración de miles de personas que han tenido la osadía de emprender un viaje apostando por la mejora de sus vidas o realizando, en muchos casos, el deseo tan común en los países del Norte de trasladarse a estudiar o a trabajar a otros lugares, no puede tener resultados de muerte o de situaciones extremas imposibles de imaginar para los ciudadanos del Norte con papeles. La movilidad debe ser, a día de hoy, un derecho universal para cualquier persona, más en un mundo en el que no está garantizada la vida digna en muchísimos países: no entendemos que en pleno siglo XXI veamos a la gente morir intentando atravesar las fronteras que son tan fácil de transitar en sentido contrario (de Norte a Sur) o del todo inexistentes para el capital financiero de las grandes empresas neoliberales.
Con el lema NO EN NUESTRO NOMBRE muchísima gente ha decidido expresar su rechazo a esta política de muerte que está acabando con la vida y condenando a la marginación y la clandestinidad a miles de personas por el hecho de no tener papeles. 37 ciudadanos bangladeshíes se encerrarán el martes 27 en la parroquia San Carlos Borromeo simbolizando los 37 compatriotas que huyeron en un principio del Centro de Internamiento, de los cuales 33 siguen en el monte en condiciones extremas.
En los últimos meses se han realizado diferentes acciones para sensibilizar a la opinión pública sobre estos ciudadanos bangladeshíes que viven realmente una situación de emergencia humanitaria en nuestro país. El Ministerio de Interior, reunido el pasado 23 de octubre con varias personas del Ferrocarril Clandestino, tuvo todo tipo de detalles de lo que está sucediendo en Ceuta y a día de hoy no ha hecho absolutamente nada que garantice la salud y el bienestar de estas personas.


Sobre la Red del Ferrocarril:
Sobre las acciones realizadas hasta ahora:

No hay comentarios: