26 may. 2010

Si el país no fuera... El baile de los días

Si el país no fuera sordo este comentario se solventaría al estilo teletipo:
Susana Cáncer ha publicado su tercer disco: El baile de los días. Interpreta a los teclados y canta acompañada de Gonzalo Lasheras a las guitarras y bajo. Justo Bagüeste a los saxos, electrónica y ambientes en Castillos en el aire. Javier Colina al contrabajo. Faín Sánchez-Dueñas a la percusión. Leo Sidrán a la batería. Javier Corcobado voz y guitarra tormenta en La ambición y Nacho Laguna bajo en El sueño.
El trabajo de producción de Gonzalo Lasheras es brillante, atento a los mínimos detalles.
Los textos son de Susana salvo La ambición que escribe junto a Javier Corcobado y Gonzalo Lasheras y entre las 11 canciones hay una versión: La Javanaise de Serge Gainsbourg.
Este grupo de artistas que acabamos de nombrar son por si solos un pedazo inmenso de un campo creativo importante en un país sordo. Más allá de premios de la música y otras insignias huecas, sus creaciones son imprescindibles para seguir respirando en este baile viciado saliendo a la calle a fumar en la noche y con la calle mojada por la lluvia.
El baile de los días de Susana Cáncer tiene venas de jazz, sangre de cabaret y la voz de Afrodita saliendo de las aguas del mar, al menos la voz que aquí le ponemos.
El baile de los días de Susana Cáncer es un cluster de piano espacioso y sencillo. Impresionismo y delicadeza extremos.

Las calles  son más hermosas  en la noche mojada porque, vacías de coches, vacías de gente, parecen haberse puesto negras medias de seda 
de su libro Ángeles en mis cojones
Moreno-Ávila Editores 1989


RauLuz, Vallecas. Madrid 2010

2 comentarios:

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

Magnífica Susana Cáncer. Una persona extraordinaria, además.
JL

Caminando sobre la Luna dijo...

...Y a día de hoy alcanza una belleza por fuera y por dentro, notabilísima.
Un abrazo

Sigo el camino que marca la luna
en la ciudad de piedra,
donde todo se desvanece.

En la ciudad de piedra.
Me bebo tu amor disuelto en una lágrima.
Te veo marchar,
una gárgola llora en la ventana

Pequeñas traiciones duermen a mis pies,
no quiero mirarlas.
Lo que ayer fue roca
hoy se desmorona.

Hay flores de granito radioactivo
en la ciudad de piedra.
Hay restos del mar en las paredes
en la ciudad de piedra.

Te veo marchar.
Te llevas tu poder y mi pena.
Los monstruos de arena
nos ven desde sus torres.

Pequeñas traiciones duermen a mis pies,
no quiero mirarlas.
Lo que ayer fue roca,
hoy se desmorona.

Sigo el camino que marca la luna
en la ciudad de piedra,
donde todo se desvanece.

(Susana Cáncer, ciudad de piedra, de su disco El baile de los días)

Solo iba a poner un fragmento pero no me parecía lo propio. Muy bellos los textos de Susana. Es un disco para figurar entre los elegidos para escuchar en cualquier momento.