15 nov. 2013

Ibanez AK-85 y no es un fusil

Era un asunto pendiente. Alguien tenía deudas con alguien y como pago de las mismas sirvió esta guitarra. Más tarde, nuestro segundo alguien, que resultó ser mi amigo Toni Carlo, me comentó que tenía una guitarra de jazz y había decidido ponerla en venta. La probé, no era un instrumento custom, no tenía un timbre extraordinario, pero había algo en aquel mástil que me provocaba la sensación de que hacía años que nos conocíamos. Toqué un rato, casi todo el tiempo sin amplificar. La miré bien. Creo que le tomé cariño de inmediato. Casi nadie la había tocado, hacía más de diez años que alguien la construyó en China. No era el fruto de un proceso de selección de viejas maderas nobles en una factoría de California. Tenía un nombre raro: Ibanez AK 85, -mi amigo Pep Cachazo siempre me dice que una de mis guitarras tiene nombre de fusil de asalto soviético-. El precio era más que razonable. Decidí quedármela. Con el tiempo la llevé a un luthier y le montó unas pastillas Lollar con caja humbucker pero cableadas como unas viejas P90. El día que grabamos "Nit de Blues al Mô Es Bar", me llevé para la ocasión mi Gibson 335 Dot, a la que cariñosamente llamo el Sant Cristo Gros, y en la prueba de sonido se me desquintó, fue imposible del todo afinarla. Tuve que hacer el bolo con la humilde Ibanez AK 85 y el sonido quedó fantástico, aquella noche la guitarra que sirvió para pagar una deuda, me sacó las castañas del fuego mientras la deslumbrante 335 dormía en su estuche. 
Este vídeo está grabado con el sonido que da al aire, sin amplificar. Es una pequeña muestra de una vieja pieza cubana de Eusebio Delfín, escrita en los años 20 donde se percibe la influencia de las harmonías de la música del sur de EEUU. Por cierto, Cuba y EEUU tienen musicalmente muchas cosas en común, pero...eso lo dejamos para otro día.


P.D para fotógrafos: ruego me disculpen los defectos de encuadre, luz y demás, pero es que uno es guitarrista y bastante faena tiene con lo suyo.
P.D para guitarristas: la 335 pasó por el luthier y ahora mismo afina de maravilla.
Toni Pedrol, La Teoría del Taburete, Barcelona 2013

No hay comentarios: