30 nov. 2014

Fue sin querer queriendo


Debió ser hacía mediados de los 70. Entre mis colegas de clase se extendió como el fuego la frase:  Fue sin querer queriendo…
Por casualidad vi en televisión, ya existía la 2, que en horario infantil-juvenil, se emitía entre otras series, una mejicana llamada el Chavo del 8 y que su protagonista solía decirla a menudo.
Nunca me interesó demasiado, esa es la verdad. Como tampoco me emocionó nunca Cantinflas o los híper machistas Payasos de la Tele.
Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, a la sazón creador y protagonista de la serie es una persona admirada y muy querida no solo en Méjico, millones de espectadores siguen sus creaciones en todo el mundo.
Hace algunos meses con motivo de la hospitalización de D. Roberto un periódico mejicano anunció en internet  su fallecimiento, la noticia  saltó por todo el universo. La retranca estaba en que se trataba de una broma. Si se leía, como algunos hicimos, la noticia entera, al ir bajando las líneas con el cursor saltaba un cuadro flotante desde el que un diablillo que sacaba la lengua anunciaba que se trataba de una broma. Este periódico quiso así demostrar dos cosas, que las noticias hay que contrastarlas y que el personal solo lee los titulares de lo que se escribe y así nos va.
Ahora sí, uno de los creadores de humor mejicano más querido en muchos lugares del planeta, ha fallecido a los 85 años El Chavo del 8, El Chapulín Colorado, Chespirito…

Decía que nunca me interesó El Chavo del 8 pero no es cierto del todo. En el año 2006 se realiza la serie El Chavo Animado y ¡Oh La la! esto es otra cosa. Desde luego basada en la serie con personajes reales y la idea original de Roberto Gómez Bolaños. Varios  de los protagonistas originales acusaron a la productora Ánima Estudio-Televisa de operación mercantilista con el único objetivo de despertar en los niños el consumismo a través de la venta de todo tipo de productos infantiles ligados a la imagen de El Chavo del 8.
La serie en sus dos versiones no está dirigida al público infantil, por más que los niños puedan reírse con algunas situaciones.
En la serie animada que lleva 7 temporadas con 25 capítulos cada una las situaciones son realistas-surrealistas. Impagable ese profesor Jirafales y sus sufridas clases, el eterno enamorado de Doña Florinda la engreída madre de Quico.
Siempre he pensado que D. Luis Buñuel se reiría de buena gana viendo la serie de animados entendiendo como nadie las últimas intenciones de la retranca de Méjico.





RauLuz, Vallecas. Madrid 2014

No hay comentarios: