13 nov. 2016

A Leonard Cohen

Montreal-Quebec, Canadá 21 de septiembre de 1934
Los Ángeles-California, Estados Unidos 7 de noviembre de 2016.

… Mi padre murió tranquilamente en su casa de Los Ángeles con la certeza de que había completado lo que sentía…
Así daba la noticia de la muerte de Leonard Cohen su hijo Adan.
Fallece el escritor y cantante canadiense a los 82 años, pocos meses después del fallecimiento, el pasado 28 de julio,  de Marianne Ihlen uno de sus grandes amores de juventud.
Leonard Cohen poeta, escritor, cantante. Imposible resumir la vida de un creador tan amplio. 
 
Foto Dirk Lidner
 
Tuve el privilegio de conocerlo a mediados de los 80 en Madrid en un salón del Hotel Palace. Estuve sentada a su lado más de media hora, yo no llevaba la conversación tan solo coloqué los micros, lo que hizo que lo tuviera a muy pocos centímetros de mi, y tenía el nagra de cinta abierta bajo mi control. Leonard Cohen Me miraba con inmensa dulzura como invitándome a decir alguna cosa, por respeto a quien llevaba la conversación no intervine. Al levantarnos para despedirnos tuve que recoger micros y magnetófono por lo que me quedé la última, aproveché para comentarle que era un placer estar a su lado, me retuvo un momento y me cogió las dos manos entre las suyas y me dio las gracias… Sus acompañantes vinieron a buscarle… No suelo hacerlo pero en esta ocasión miré hacia atrás al alejarme y él seguía allí mirando como me iba…
 
Leonard Cohen/Federico García Lorca
 
Poco más que añadir. Ahí tenemos sus libros, sus discos, sus actuaciones… Todo ello lo hace presente e inolvidable, si queremos.
 

Carta de Leonard Cohen a Marianne Ihlen al enterarse del ingreso de su amiga:

Bueno, Marianne, ha llegado el momento en el que somos tan viejos que nuestros cuerpos se están desmoronando y creo que te seguiré muy pronto.
Estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, podrás alcanzar la mía. Sabes que siempre te he querido por tu belleza y por tu sabiduría, pero ahora solo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Mi amor infinito, nos vemos al final del camino.
Leonard.
 
 

Me sentenciaron a veinte años de aburrimiento.
Por intentar cambiar el sistema desde dentro.
Ahora vengo, vengo a recompensarlos.
Primero tomaremos Manhattan. Luego, Berlín.

Camino guiado por una señal del cielo.
Camino guiado por ésta marca de nacimiento en mi piel.
Camino guiado por la belleza de nuestras armas.
Primero tomaremos Manhattan. Luego, Berlín.

RauLuz, vallecas. Madrid 2016

No hay comentarios: