28 abr. 2007

SGAE. Money, money, money


No parece creible, pero lo es, que la SGAE se dedique a atacar la libertad de expresión. Nos gustaría saber qué motiva los nervios de algunas de las personas asociadas a esta empresa recaudadora. alasbarricadas.org es demandada por José Ramón Julio Marquez Martínez, antes llamado Ramoncín, sobre protección del derecho al honor y reclamación de cantidad. Es curioso, como hay personajes que, conseguido cierto nivel de popularidad general olvidan que muchas otras personas tenemos memoria y seguimos con nuestras maneras de vivir intactas y además de tener buena memoria, sabemos quien surge con honestidad de las sombras de los años 80 y quien como él vienen por la pasta.
Ropa vieja
cinturón de metal
un revolver
una gran decisión.
De su vida no se puede escapar
en sus manos tira un mundo mejor.
Ella grita,
él promete volver,
a nadie importa lo que pueda pasar
de la ----- ---- quieren huir
pocos pueden
muchos se quedarán.
¡Ataca!
¡Dispara!
¡Atracador!
¡Asalta!
¡Destruye!
¡Atracador´!
Así demuestra lo que vale.
Ojos duros,
gestos sin compasión,
en un instante todo puede cambiar.
El pulso firme,
nada puede fallar,
que nadie impida lo que tiene que hacer.
Va la vida
es un juego mortal,
las balas siempre buscan el corazón,
será su sangre la que hoy correrá,
jamás sabrá si se vive mejor
¡Ataca!
¡Dispara!
¡Atracador!
¡Así demuestra lo que vale!
¡Atracador!
Por si a alguien se le ocurre una demanda por derecho al honor o similar, es de interés general saber que esa lindeza la escribe en julio de 1986 el por entonces llamado Ramoncín en su disco La vida en el filo.
Mucho trabajo tienen los jueces como sigan atendiendo demandas de la Gente Ociosa de este país. Y si alguien siente curiosidad y quiere comprobar la opinión que merece este Figura a un gran número de personas, poned su nombre antiguo en cualquier buscador y ¡A jugar!
Solo queda un misterio por resolver ¿Porqué este señor es tan poderoso en la SGAE? ¿Puede ser un buen tema de guión para un CSI?. Igual ni eso.

RauLuz. Vallecas, abril 2007

No hay comentarios: