13 jun. 2010

Federico González, del Jazz y por el Jazz

Federico González Ruiz. Madrid 1952-2004.
Fotógrafo y crítico de Jazz, publicó en el periódico El País, en la revistas Cuadernos de Jazz y Sherzo, entre otras muchas publicaciones.
El pasado miércoles 26 de mayo se presentó su legado en La Casa Encendida de Madrid. Consta de más de 25.000 piezas entre discos de vinilo y cds, libros, revistas, vídeos y fotografías positivadas y en negativos. Todo ello de uso público a través de la biblioteca de La Casa Encendida de la Fundación Caja Madrid. Es de gran importancia esta colección en una institución abierta a quien desee consultar, escuchar, ver y leer en profundidad sobre el Jazz y merece una mención especial por su generosidad y desprendimiento la decisión de su viuda Carmen Navajas por permitir el acceso a este legado.
Con cariño enorme recordamos a Federico, persona excepcional en el mundo de los especialistas que suelen mirar con desdén a los no especializados en nada concreto, como nosotros. Él jamás lo hizo, hablaba y dejaba hablar, se reía y dejaba reír.
El tesoro de un loco del Jazz, de Chema García Martínez es una semblanza magistral que nos libera de más comentarios.


Ronda Valencia, 2
28012 Madrid
RauLuz, Vallecas. Madrid 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Magistral. Todo un detalle que demuestra que los sabios, los eruditos, aquellos que dedican gran parte de su tiempo al conocimiento profundo de alguna materia, no tienen porque ser pedantes ni sentir que se situan varios peldaños por encima del resto. Como diria el gran Manolo Delgado: -¿de que sirve poseer un tesoro si no tienes con quien compartirlo?-. Desde Barcelona, éste apasionado de la tradición musical afroamericana que soy, se quita el sombrero con el gesto de estas dos personas; el de Federico por su labor de archivo y el de su viuda por su demostración de humanidad. Creo que antes de dormir volveré a escuchar a la inmortal Billie Holiday. Bona nit a tots.

Antoni Dock

Caminando sobre la Luna dijo...

El Magistral eres tú. Muy bien entendido todo. Y los que vivimos con la cercanía suficiente el amor que se profesaban Federico y Carmen sabemos lo que significa para Carmen este gesto, que como muy bien dice ella, contiene dolor y rabia pero también esperanza y alegría.
Ahora solo falta que en un arranque vengáis a Madrid a echar más que un vistazo a esta magnífica colección de pasión y amor por la música de Federico González y Carmen Navajas.
Imposible resistirse a un I'm a fool to want you en la voz de Billie.
Un abrazo desde El Foro.