20 nov. 2011

Otra inutil canción para la paz

Sin más. Estaba mirando por la ventana. Me pierdo un momento en la atención del ordenador que tengo delante y la sensación un poco hueca de una cierta tristeza me llega desde la reverberación de luz blanca y plomiza de este día lluvioso en Madrid. 20 de noviembre, urnas, votos... Pura mierda tal  y como está colocada esta  tómbola en escena... Se hará la de siempre, dejar un mensaje inútil en la papeleta y a olvidarse cuanto antes. Lo digo ahora y sé que luego me meteré en todos los fregados en los que creo que ahora mismo se me antoja que, igual, son demasiados... No se...
... Del salón llega a toda caña Robe, El Uoho y compañía. Extremoduro, tantos años y cada vez son mejores, una creatividad así esta al alcance de unos pocos... Otra inútil canción para la paz... Me enredo en el texto y se me ocurre que un partido con un ideario como este bien merecería mi voto.
Todo cansa menos las canciones, ellas que están ahí como si no estuvieran y te asaltan en cualquier momento. Buena tirita en cualquier herida, pequeña o grande.
Y así es esto hoy, sin más.

 

No me amarga el sabor de la derrota.
Del fracaso ya he sido compañero.
Me acurruco al calor de mis pelotas
y me fijo en cómo les crece el pelo.
Pide un deseo.
-Quiero que caiga una droga del cielo,
puro veneno,
que haga del mundo un lugar más ameno.
Y respirar, que entre bien dentro sólo con respirar.
Me ha cagado en la calle una paloma,
que llaman, de la paz, la mensajera.
Me calienta el calor de las personas
y hace un frío que pela por la acera.
Pide un deseo.
-Quiero que el odio me salga de dentro.
Pide un deseo.
-Quiero cambiar este mundo tan feo.
Y respirar, y poder decir que estoy aquí, que estoy
en contra de todo.
Anda calla, anda, y
pide un deseo.
-Quiero que caiga una droga del cielo,
puro veneno
que haga del mundo un lugar más ameno.
Y respirar, que entre bien dentro sólo con respirar.
Extremoduro, de  su disco, Material defectuoso
 RauLuz, Vallecas. Madrid 2011  

No hay comentarios: