1 feb. 2013

La Teoría del Taburete. Blues cabaret

Son elegantes. Un refinado toque gypsy francés, con ecos de Django Reinhardt, recorre las cuerdas de las guitarras de Pep Cachazo y Toni Pedrol. Junto a estos caballeros, una dama sin miedos escénicos, Ana Ramallo, dueña y señora de una voz muy especial, bella, potente y maleable que transita de una manera libre y contundente por este estilo de blues cabaret europeo.
La Teoría del Taburete publica su cuarto disco: Nit de Blues al Mô Es Bar. Para la ocasión también participan en la grabación Gabi Gómez, Toni Carlo, Lluís Souto y Amadeu Casas. Lo edita el sello discográfico Temps Record. La produccción corre a cargo de Enric Lindo  quien también realizó la grabación en el concierto del que sale este disco.
Pero dejemos que sea Toni Pedrol quien nos cuente la historia de esta Nit de Blues al Mô Es Bar:

Más de diez años.
Una noche, al acabar un bolo, no recuerdo donde, empezamos los tres a charlar de lo que molaría hacer una fiestecilla para los amigos, planearlo con tiempo y tener juntos a aquellos que han venido a nuestros conciertos en lugares incómodos, en noches de invierno en las que no apetece salir y alguna vez en bares donde el público no ha llegado a diez personas, -léase un jueves a las once de la noche del mes de febrero de no sé qué año, en Santa Coloma por ejemplo donde lo que más suena en aquellos lares es rumba-quilla-. Amigos, a veces antiguos y otras no tanto, que vienen a verte porque disfrutan escuchándote, porque otorgan valor a la música en directo y que normalmente no avisan cuando acuden y te llevas el gran alegrón al verlos. Creo que fue Pep, que es mucho más ritualista que yo, el que dijo: -ostia, pues con la coña, hace ya más de diez años que andamos con el trío por los bares-, lo cual nos vino muy bien como pretexto para llevar a cabo la celebración y juntarlos a todos.
 
El Mô Es Bar.
Lliçà de Munt es un pequeño pueblo del Vallès, a unos 30 kilómetros de Barcelona. Escondido entre sus calles estaba el Mô Es Bar, un local, en el que sus propietarios, Joan y Esther, siempre tuvieron claro que los viernes se programarían conciertos de Blues. Era muy acogedor y trataban a los músicos de manera exquisita. Consiguieron fidelizar al público y la cosa les fue mejor de lo que pensaban. Cuestiones personales llevaron Joan y Esther a vivir a un pueblo de Extremadura y ahora mismo lo que fue el Mô se ha convertido en "Bocadillería Pim-Pam", en fin. La cuestión es que el último bolo del Mô coincidió con nuestro concierto aniversario y como todo era muy especial, decidimos que nos acompañasen amigos músicos ese día.

Al escenario, tomen posiciones.
Llevábamos bastantes meses incluyendo a algún músico más en los bolos. Decidimos hacerlo con calma, no queríamos convertirnos en una banda eléctrica al uso, no digo que ese formato esté mal, pero no es lo que buscamos, pretendíamos preservar el sonido del trío con un pequeño refuerzo que le aportase calidad. Tuvimos claro que el tema pasaba por un percusionista, que no un batería, y un armonicista. Los que mejor entendieron el concepto musical, además de ser dos cracks en lo musical fueron Gabi Gómez, percusión y Lluís Souto, armónica, estos dos tenían que estar aquella noche en el Mô, si o si. Toni Carlo es un viejo amigo, gran cantante y compañero de aventuras musicales y también estuvo allí. De Amadeu Casas, que queréis que os diga, es un referente en la guitarra, un maestro y un tipo del cual lo que más se aprende es humildad.
 
Habría que grabarlo.
Eso fue lo que nos dijo el Pep a Ana y a mí. Así que llamamos al maestro del sonido Enric Lindo para que nos hiciese una grabación testimonial, puro registro interno para el recuerdo. Al acabar el bolo, el bueno de Enric nos hizo escuchar un cachito y nos sorprendimos gratamente, pero era muy tarde, nuestro estado emocional estaba muy alto y los de radio Granollers nos querían entrevistar, con lo que decidimos que ya lo escucharíamos con calma en casa. Pero no. Enric me llama y me dice: -tenéis que venir al estudio-, Pep y yo nos acercamos, Ana no pudo aquel día, y al llegar nos comenta: -sentaos chicos, si, si, en las butacas de audición...vamos-, pulsa el botón del play y nos quedamos a cuadros. Le pregunto: -Enric, ¿qué has tocado?-, me contesta: -por ahora los únicos que habéis tocado sois vosotros, esta es la grabación pura y dura, a partir de aquí podemos hacer dos cosas, o bien un documento para el recuerdo o bien un disco en directo, vosotros y Ana tomáis la decisión-. Enric que es un zorro viejo y que sabe perfectamente como sacarle a los músicos lo mejor que son capaces de dar y que juega con ventaja porque sabe que adoro a The Band, me dice, -ah, una cosa...mmmm...The Last Waltz es un disco magnífico donde aparecen muchos invitados, pero sigue sonando a The Band. Me hizo un KO.

Un disco en directo.
A partir de aquí os lo podéis imaginar: fotos, hablar con discográficas y producción. En el estudio sólo se ha trabajado producción musical, no hay recordings, como os lo digo. Creo que si aquel día vamos con la idea de hacer un disco no nos queda ni la mitad de bien.

Bueno amigos, disculpad por el rollo, pero es que me he "animao", me he "animao".



Y es para estar animao, alegre y exultante de felicidad. En este caminante lunar tenemos el honor de contar con Toni y sus muy destacables artículos que sobre diversos asuntos musicales con base en el Blues tiene a bien ilustrarnos cuando le parece oportuno, que es cuando él quiere, artículos que están entre los preferidos de los que por aquí transitáis.

La Teoría del Taburete y Toni Carlo 


RauLuz, Vallecas. Madrid 2013

No hay comentarios: