4 ene. 2014

Javier de Cambra Bassols

Javier de Cambra Bassols, Barcelona 5  de noviembre de 1954-Madrid 2 de enero de 2014.

Apenas comenzada nuestra medición del tiempo en lo que llamamos un nuevo año, nos cae la noticia, se nos fue Javier de Cambra.

Temperamental, erudito, apasionado articulista musical. Si reía lo hacía a mandíbula batiente y si se enfadaba su viento hipo huracanado no dejaba nada en pie en varios kilómetros a la redonda.
En multitud de ocasiones nuestras conversaciones acababan con sendos envíos ¡A la mierda! en ida y vuelta. Lo más fuerte que le dije en una ocasión fue misógino, esa acalorada conversación creo que acabó con carcajadas… Ya no lo recuerdo.

Frágil y bohemio no supo vivir de otra cosa que no fuera lo suyo. Otros nos enfundamos monos de trabajos ajenos a nuestras habilidades y tiramos por la cuestas, sin abandonar nuestro auténtico ser y estar.

Joshua Edelman-Barry Harris-Javier de Cambra-1988-

En los últimos años en los encuentros, muchos ocasionales, los cafés los pagaba yo, encantada de hacerlo y lástima de faltriquera llena para arrimar el hombro de maneras más contundentes.
Prescindir de Javier de Cambra en rne3 es algo que, ya sin arreglo posible, no se comprende ni se podrá comprender jamás.

Querido Javier te despido con un Free at last! Que te eleve de la tierra lo máximo posible en el recuerdo que siempre tendremos de ti. No descarto la posibilidad de que acabáramos hablando acaloradamente sobre algún aspecto curioso de este trabajo discográfico del explosivo Albert Ayler… A saber.


RauLuz, Vallecas. Madrid 2014

2 comentarios:

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

No le conocía y tampoco oí nunca su programa (ya sabes que mis lagunas musicales son profundas), pero me ha impactado lo que cuentas. También lo que leí que había dicho Diego A. Manrique, que echaron a Javier de Cambra Bassols de Radio 3 porque "ponía música rara".
Así estamos...
Un gran abrazo y mi solidaridad con todos lo que le tratasteis.
JL

Caminando sobre la Luna dijo...

Querido JL, que nos vamos a contar tú y yo de componendas, maquillajes y suspensiones en radio3.
Javier no era fácil en absoluto, tenía un pronto huracán, pero era un inmenso profesional que realizaba su creación con empeño y sabiduría. Un tipo que fue descubriendo que algunos, entre ellos yo, éramos sus amigos sin necesidad de dorarle la píldora, algo que nunca hago y así me va, nos va, digo incluyéndote. Cuando se prescindió de Javier en radio3 se cortó su fuente principal de ingresos. El tema de la prensa escrita siempre va miserable y pagado tarde mal y nunca, como bien sabes. Las colaboraciones de Javier en el cultural de La Razón se pagaban así. Siento la tristeza y, por qué no, la rabia de que se le apartara de su programa, ahora mismo sinceramente, aunque fuera un profesional de los que me sacan las muelas nada más oírlo creo que es criminal abocar a una persona a la miseria. Como ya no está lo cuento todo y en paz.
Querido JL, gracias por tener la cintura fina, como siempre.
Ahora que lo pienso el tándem Ruiz-Cambra haría unos programas demoledores.
Fíjate si hay, había, posibilidades de buenas creaciones radiofónicas.
Un beso JL. Cuídate