13 abr. 2014

Y Luis se hace Reynaldo

Recordamos una noche, allá por los finales de los 80, atravesando unos cuantos campos de naranjas, preguntando en las barracas, muchas de ellas habitadas todo el año, por el nombre del dichoso pueblo que veíamos en la lejanía pero no acabábamos de encontrar. Las caras de los paisanos eran un poema ¿Cómo demonios estos tres indocumentados han logrado salirse de la carretera y atravesar por todos los naranjales y entre todas las acequias de riego?… Conociendo a Luis las indicaciones de cómo llegar parecían un poco fantásticas, pero llegar llegamos ¡Vaya que si llegamos! Justo en el momento en que Amor Sucio atacaba su primera canción… Tuvimos múltiples aventuras para volver a Valencia, pero esto será motivo de relato en otra ocasión.

  
Andando el tiempo Amor Sucio, uno de los grupos de interés salido del colectivo valenciano, se fue diluyendo en el tiempo…
Y Luis se convirtió en Reynaldo, Caballero Reynaldo.

Caballero Reynaldo tiene claro por donde irán sus derroteros creativos y laborales y con esa idea en la mente y tras algunas experiencias como la de la discográfica Triquinoise perfila y lleva a cabo su proyecto Hall Of Fame.
Hall Of Fame cumple XX años, En todo este tiempo Caballero Reynaldo y sus Cruzados han ido dejando una joya tras otra en sus publicaciones discográficas. El propio Reynaldo lo cuenta así:

El comienzo de Hall Of Fame Records es pelín difuso en el tiempo. En 1993 yo formaba parte del sello Triquinoise, especialista y pionero en meter ruido del bueno, cuando apareció por las oficinas una maqueta de un tal Malcolm Scarpa, y a pesar de que su música rompía de lleno con el estilismo del sello me empeñé en grabarlo y publicarlo. También me encargué de que el resultado pudiera llevarse al directo formando parte del primer Malcolm Scarpa Trio, junto a Steve Jordan en la batería, presentando el primer disco, Malcolm Scarpa, hacia finales de ese mismo año con relativo éxito. 6 meses después, ya en 1994, publicamos el segundo, My Devotion, también bajo el sello Triquinoise, aunque fue justamente ahí cuando me separé del mismo llevándome los derechos discográficos de ambos discos e inaugurando con ellos Hall Of Fame Records. En principio Malcolm sugirió que el sello se llamara El 4 de Picas, y así iba a ser, pero al día siguiente el muy visionario me llamó preocupadísimo porque había soñado que ese nombre nos iba a dar muy mala suerte. De prisa y corriendo opté por el nombre de una canción del nuevo disco que me gustaba especialmente, y que paradójicamente resultó ser fiel reflejo del devenir del sello y de su intrínseco cinismo ante la industria discográfica.

Caballero Reynaldo.


Recomendamos seguir las celebraciones de este XX Aniversario de      Hall Of Fame, hay un gran número de maneras en la música la de Caballero Reynaldo y sus Cruzados es una de las buenas: Arte, mucho Arte.

RauLuz, Vallecas. Madrid 2014


No hay comentarios: