2 ene. 2016

El mundo sigue girando.

Repasando algunos nombres de los que se fueron en 2015, intérpretes musicales y de las tablas básicamente, compruebo que algunas muescas del revolver me tocan de cerca. Imposible nombrarlos a todos. Hay quien lo hace mejor:
Enero anunciaba la muerte de Demis Roussos... Aquel trío llamado Aphrodite's Child.


Libre hasta el final, Xcmo. Señor Don Javier Krahe.


Scott Weiland, Una voz hipnótica en una mente esclava de adicciones.


Alain Toussaint. Se despide en Madrid con las botas puestas una voz autorizada de Nueva Orleans.


 Lemmy Kilmester. El estrambótico herrero  se va urgentemente a acompañar a su colega Phil Taylor


Daniel Rabinovich ... Que ni siquiera desnudo podía aguantar la ropa… Los grandes Lutiers.


Ornette Coleman, nada sin la avanzadilla de su creación.


BB King, con texto reservado a nuestro Taburetiano Toni Pedrol.


Manuel Santos Pastor Agujetas, nos dejaba mientras en las plazuelas se cantaba al niño Manuel.



Entre las buenas gentes de la interpretación recuerdo con afecto y simpatía a Christoper Lee que comparte con humor ambos mundos en la interpretación escénica y musical. Los mordiscos heavys, la elegancia siempre.


Carlos Álvarez Novoa. Talento y dignidad.


Amparo Baró que convirtió la pieza más pequeña que rozara con su sabiduría escénica en una piedra preciosa.


Y el mundo sigue girando... 
RauLuz, Vallecas. Madrid 2016

No hay comentarios: