1 feb. 2016

Coach emocional.

José Luis ha cerrado el blog de sus Contradiarios justo el día que dijo que lo haría. Así nos lo comenta el Maestro Auñón con el indisimulado orgullo de los que saben que los suyos son gente leal y consecuente en la toma de decisiones.
Jesús Auñón, Bartók by day, bar talk by night

Teníamos pendiente por aquí un comentario sobre la última novela de José Luis Moreno Ruiz: Coach emocional, publicada por Huerga y Fierro Editores en su colección Narrativa.
Lleva su tiempo leer un libro, como se te ocurra basarte solo en la solapilla y contraportada del libro, no te sale una explicación coherente ni de lejos…
Y vaya por delante que seguro que lo nuestro más incoherente no podrá ser. Con el vértigo justo vamos allá.

Comenta Huerga y Fierro en la página dedicada a la novela Coach emocional que nos encontramos ante tres relatos, nosotros pensamos que Coach emocional entra en materia desde el prólogo para seguir narrando en el epílogo, así que son cinco los relatos.
Una vez más José Luis Moreno Ruiz hace repaso sarcástico canalla hasta de sí mismo. Pone en línea relativa  los sucesos. Por la historia central, que da título al libro, pasan sus ¿queridos? personajes: El filósofo, el médico naturista, la bióloga, la socióloga…
Nos emociona de manera incontestable el Moreno Ruiz de los relatos con base histórica y biográfica. Historias de la historia, lo que cuentan y no contaron en su momento o lo que contaron cuando ya la edad hace que la buena fama alcanzada pueda irse tranquilamente a la mierda. Lo contaron a algunos elegidos, para desvelar según qué historias hay que mirar bien a quien se le cuentan.
José Luis Moreno Ruiz no busca la verdad, no impone su relato, llena de pistas el espacio para seguir el camino en otras referencias y autores, es la lectura sin fin.
No deben perderse ni una coma del relato Atalanta vuelve a correr, si lo leen en público ojo no les acaben mirando como si fueran entes enloquecidos dadas las carcajadas, o eso suponemos, que se les van a escapar. Damos fe de ello.
Ana Botella cumplió empero lo pactado.
Sus guardaespaldas, días después de que recibiéramos de Hipómenes llamada telefónica contando que ya estaba libre del carro de la Cibeles madrileña, y que aún no tenía decidido a dónde ir, pues de regresar a Grecia, nada de nada, tal y como estaban las cosas, volvieron a Madrid con Mr. Christian  Walker Wafer, quien no obstante perdiera todo el favor de Ana Botella, y no pudo en definitiva sino hacer lo mismo, en cierto modo, que hiciera yo con Atalanta, la cual cosa significa que usó de las dotes atléticas de Hipómenes, pero no para la carrera sino para combertirlo en bailarín, bien que de tablaos flamencos, bien que de antros de reputación aún más dudosa, ofreciéndolo de paso en los anuncios por palabras como efébo de complexión atlética y practicante del griego más puro y refinado.
Buen negociante, el Señor Wafer. Un negociante de la hostia, cabe decir.
De Atalanta vuelve a correr, del libro Coach emocional.
José Luis Moreno Ruiz. Huerga Fierro Editores.
José Luis Moreno Ruiz caro de encontrar en letra impresa aquí nos ofrece este Coach emocional.
Ya dijimos al comienzo: Coherencia no iba a ser lo suyo aquí.
Dicen que el mundo es así, Capullo de Jerez y a la guitarra por Diego Amaya
RauLuz, Vallecas. Madrid 2016

2 comentarios:

José Luis Moreno-Ruiz dijo...

Gracias mil, queridos.
Acabo de leerlo. Creo que, como de costumbre, habéis sido en exceso generosos conmigo.
Besos y abrazos,
JL

Caminando sobre la Luna dijo...

Gracias a ti. Mira que es difícil escribir. Solo hay que ponerse a ello para saberlo. Nada de generosidades, verdades hay aquí para quien quiera leerlas.
Besos y abrazos JL. Cuidate mucho y bien
Luz (RauLuz)