31 jul. 2016

Habichuela, Lebrijano, Menese. Siempre Flamencos

 
Tres se van casi de la mano. A los tres tuve el placer de saludar y de hablar algo más con el amable, enérgico y sabio narrador que lo fue, Juan Peña El Lebrijano. Fue allá por 1985 con motivo de la publicación de  Encuentros, su primer disco en colaboración con la Orquesta Andalusí de Tánger, publicado por discos Ariola. Recuerdo que le divertía mucho que el disco hubiera trascendido de los círculos flamencos interesando a las  cabezas de chorlitos del resto de ondas musicales. Impresionantes sus ojos de intensa mirada azul... Dame la libertad, caballo indómito al que acudiamos una madrugada tras otra, tendiendo puentes, comprensión y ayuda mutua, más allá de credos y orígenes...
 
Unos le rezan a Alá
otros le rezan a Díos
y otros nos quedamos callados
que es nuestra forma de rezar...
 
Lebrijano con la Orquesta andalusi de Tanger, Dame la libertad, Paris 1988
 
Elegante, discreto, solista y acompañante destacado, Juan Carmona Carmona Habichuela, patriarca y continuador de una larga familia gitana de flamencos de Granada deja para la interpretación a la guitarra un gran legado.

 
 
Qué decir del respeto casi reverencial que despertaba Don José Menese, su voz recia, clara y su mensaje apoyado en el trabajo escrito de Francisco Moreno Galván arraigado en los derechos y la igualdad entre las gentes.
 


Los tres se marchan casi juntos. A los tres recordaremos con el mismo respeto y reconocimiento que innegablemente se merecen.

Que pestilente amasijo
con los eternos valores
el brazo seco de una santa
el Opus Dei y los masones
con el demonio y el Papa.

Primeras y augustas damas
nobles hijos de algo y ussia (bis)
los que España se vendimian
la ilustre archicofradía
del zarpazo y la rapiña.

Y una casta compañero
que reparte dividendos
y con ansiosa avaricia
a cachos se van comiendo
patria, panes y justicia.

Y los pueblos se despueblan
y a paso a paso caminan (bis)
cubriendo por Europa
los talleres y las minas
de clase trabajadora.

Que el ayer como el ahora
Miguel Hernández y Besteiro (bis)
Centeno y Julián Grimau,
mil estudiantes y obreros
muertos o martirizaos.
 
 
RauLuz, Vallecas. madrid 2016

No hay comentarios: