29 sept. 2016

Miles Miles... Coloso

 Miles Davis. Foto RauLuz 1986
Decíamos recientemente recordando el aniversario del nacimiento de John Coltrane que hay conmemoraciones y otras cosas.
Este es el mismo caso, 25 años de la muerte de Miles Davis que se fue, sin irse, el 28 de septiembre de 1991.

De las varias ocasiones, como la inaguración de la exposición de sus dibujos y pinturas  y otras actuaciones; recuerdo a Miles en Madrid con motivo de la presentación de un disco.
Tutu era el disco, Miles había venido a presentarlo, su salud le daba algún que otro toque, pero ahí estaba, coloso.


Rueda de prensa a las que profeso antipatía mortal.
Preguntas que van y vienen, Miles me mira fijamente y le sostengo la mirada...
Siguen volando las preguntas y a mí se me ocurre preguntarle: Si dadas las nuevas tecnologías pondría de nuevo su VOZ  en alguna de sus composiciones como había hecho recientemente…


...Señor traductor decide que eso es muy complicado para traducirlo exactamente y el muy mamón resume: Que si va a volver a cantar, palabra que yo no he usado en ningún momento ¡Cantar! Cantar Miles con su No Voz, aquella que perdió por ponerle las peras al cuarto a su manager en la puerta de la clínica en la que se acababa de operar de pólipos en las cuerdas vocales, en la que su cirujano le había rogado encarecidamente que no hablara por lo menos en 20 días… Mucho tiempo para el Miles tormenta.
Miles no me manda a la mierda porque descubre que acabo de mirar al intérprete con ganas de asesinarle, comprende que la pregunta no era así…
Elegante y sonriente me contesta… Srta.…  Cantar, con mi voz…

11 de octubre de 1964.Teatro dell'Arte, Milán-Italia
Trompeta: Miles Davis/Saxo: Wayne Shorter/Piano: Herbie Hancock/
Contrabajo: Ron Carter/Bateria: Tony Williams
 
Terminada la rueda de prensa me acerco por si puedo darle una cassette que traigo para él, es el montaje de la sintonía del Caminando, Time after Time… Cindy Lauper y Miles Davis mano a mano… la recoge con interés y cuando el mismo traidor de antes le indica lo que es, sonríe y ¡se la guarda en un bolsillo!


Coge el disco que llevo en la mano y me regala un pequeño dibujo firmado. Me estrecha las manos y se despide. Me parece que está muy cansado…
Cuando se marcha pienso que Miles Davis siempre me miró sonriendo.
Rompo a reir mientras salgo del hotel…
¡Que si vas a volver a cantar! Cojonudo.
Miles Davis, Coloso.



Yo no escucho mis discos... Bueno sí, los que grabé con John Coltrane...
Miles Davis


 
RauLuz, Vallecas. Madrid 2016

No hay comentarios: