8 mar. 2008

En el mismo día y hora

En el mismo día y hora en que aparece el cuerpo de Mari Luz Cortés. En el mismo día y hora en que tres de cinco disparos siegan la vida de Isaías Carrasco. En el mismo día y hora en que Palestina sigue tiñéndose de sangre... Volvemos al recuerdo del perro de Managua.
El perro asesinado por el supuesto artista plástico Guillermo Habacuc Vargas. Es irónico que Habacuc sea el profeta hebreo cuyo nombre significa abrazar.
Rondando por la blogosfera encontramos las declaraciones del asesino y los reportajes de prensa:

http://www.nacion.com/ln_ee/2007/octubre/04/aldea1263590.html

Hace ya algunos años, cuando Juan Echanove interpretaba El cerdo, monólogo teatral de Raimond Cousse; preguntado por el maltrato animal, manifestaba estar preocupado por los asuntos de maltrato y abuso de los humanos entre si. En su sentido más profundo esto es así. El respeto, el amor y la consideración para con el otro extienden su abrazo al resto de los seres vivos.
Hoy en el programa El Buscador de Radio 5 Todo Noticias, una voz chillona, poco agradable, manejando el soniquete de las retransmisiones futbolísticas, comentaba con cinismo chocarrero la estravagancia de la mayoría de las web de Firmas online. Parcial y poco objetivo hablaba de las peticiones más surrealistas, en ningún momento citó que también esas firmas online sirven para dar fe de que se está junto a quien necesita ayuda. Green Peace, Amnistía Internacional, Defensa Animal, evitar la lapidación de una mujer, que la infancia no sea prostituida... Estas peticiones utilizan las Firmas Online. ¡Bendita generación Homer! Yo no he sido. Nadie lo hace, yo tampoco... La ironía da paso a un sarcasmo desagradable y poco solidario y dicho por el altavoz, casi infinito, de una emisora, de un periódico, de una televisión es un ejercicio de riesgo muy grande.
Cinismo del que dice que si el perro de Managua muere es porque nadie le socorre. Del que, creyéndose gracioso, hace una sección radiofónica que no cumple su objetivo cierto de hacer sonreír y reflexionar, claro que Nieves Concostrina no lo es cualquiera...
¿Qué abrazo damos? ¿El cálido de la amistad? ¿El apasionado del amor? ¿El que consuela y protege al que acoge entre los brazos? ¿El que estrangula, asfixia y mata?.
En el mismo día y hora en que aparece el cuerpo de Mari Luz Cortés. En el mismo día y hora en que tres de cinco disparos siegan la vida de Isaías Carrasco. En el mismo día y hora en que Palestina sigue tiñéndose de sangre... Volvemos al recuerdo del perro de Managua.

... No hay nada que controles mejor
que lo que abarcan tus brazos.
(Rosendo)

RauLuz. Vallecas 2008

No hay comentarios: